Descubre en qué consisten los tratamientos de BioSalud

Los tratamientos biológicos usados para las heridas traumatológicas tuvieron un gran auge en los últimos años por la gran proporción de aplicaciones en las que los tenemos la posibilidad de usar.

Con ellos pretendemos utilizar sustancias y células de nuestro propio organismo para contribuir a cicatrizar y componer tejidos afectados, aprende más de la salud en La Crónica del Pajarito.

Componentes que mejoran

Los componentes de incremento son una sustancia que está en las plaquetas de la sangre. Para poder obtenerlos se debe extraer sangre del paciente y se realiza una centrifugación de la misma y luego un proceso de filtrado y así se lograr conseguir un suero con un concentrado rico en componentes de aumento plaquetarios.

Los componentes de incremento son una señal biológica que sirve de mediador celular para atraer a células y sustancias que ayudan a la compostura de los tejidos.

Poseen el impacto de modular la inflamación desmesurada que se genera en tejidos afectados o heridos, favoreciendo su recuperación.

Los tenemos la posibilidad de usar para intentar heridas en los tendones (en tendinopatías resistentes a otros tratamientos), excitar la consolidación de las fracturas, mejorar la cicatrización de los tejidos tras una cirugía o reducir el dolor y la inflamación en etapas iniciales de la artrosis para minimizar la imposibilidad que ésta crea y tratar de retrasar la colocación de una prótesis.

En qué consisten las células madres

Las células madres son células pluripotenciales que aún permanecen indiferenciadas y poseen la funcionalidad de convertirse en células de diferentes tejidos en función del medio en el cual se hallan y los estímulos a los que son sometidas.

Esta capacidad la usamos para intentar regenerar tejidos afectados por alguna enfermedad traumatológica. Tenemos la posibilidad de sustraer las células madres de la cresta iliaca o de la grasa del área abdominal.

Este método lo realizamos bajo sedación, bien por medio de una punción en el sector de la cadera o bien por medio de una pequeña liposucción en torno al ombligo y en el sector de los “michelines”. Por medio de un proceso en circuito cerrado estéril se hace el filtrado y concentración de células madres.

Una vez concluida la preparación biológica tienen la posibilidad de infiltrar dichas células en el tejido que deseamos componer.

Las células madres poseen la función de separarse indefinidamente y marcar la diferencia en diversos tipos de células especializadas, no solo a partir de la perspectiva morfológico sino además de manera servible.

Esta clase de células son conservadas usando un procedimiento denominado crio preservación, en el instante que se quieran implantar en el organismo es elemental su previa preparación en un andamio, en el que van a nutrirse y marcar la diferencia en el tipo celular solicitado, en un futuro estas células podrían llegar a tener la función de conformar un diente completo y servible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.