Consejos para nuevos Entrenadores Personales

Si el entrenamiento personal es tu pasión y no quieres que sea un mero pasatiempo, es hora de ponerte serio y empezar a trabajar en lo que te gusta. Aprenderás mucho a medida que avanzas en la profesión, pero necesitas una mínima formación para poder empezar. Estos son algunos de los mejores consejos que podemos darte como nuevo entrenador personal si quieres comenzar tu aventura.

 

Fórmate con los mejores profesionales

Si aún no lo has hecho, empieza un curso de entrenador personal. La competencia por los clientes puede ser feroz, y sin la capacitación y certificación adecuadas, ¿por qué alguien iba a elegirte? Piensa en tu educación como una inversión en el éxito de tu carrera. Ese dinero que vas a pagar lo recuperarás (y con creces) en cuanto empieces a recibir clientes.

 

Busca el curso que se adapte a ti

No todos los cursos de entrenamiento personal son iguales. Busca uno que esté respaldado por expertos en el sector y acreditado por las opiniones de sus propios alumnos.

Comienza con la certificación básica de entrenador personal. Este es el programa que te dará la base educativa necesaria para ser un entrenador exitoso. Pero no olvides especializarte. Nuevamente, la competencia será grande y si tienes uno o más cursos especializados, como nutrición deportiva o preparación física, tendrás mucho más que ofrecer a tus clientes potenciales.

 

Nunca dejes de aprender

Las tendencias de la actividad física y los avances en la ciencia del ejercicio cambian y los entrenadores necesitan mantenerse al día.

Hay muchas maneras de seguir aprendiendo. Ir a conferencias y seminarios de fitness y entrenamiento personal, cursar nuevas titulaciones presenciales u online…

Aprende de tus propios clientes. Te sorprenderá lo mucho que se aprende con la experiencia. Cada cliente es un nuevo reto, distinto a todos los anteriores pero con aspectos comunes. Puedes aplicar lo aprendido en otros casos para mejorar tu trabajo de entrenamiento personal.